lunes

ahorrando en gasto energético

cocina


¿Está siendo dura la cuesta de enero? ¿No sabes cómo sobrevivir al inicio del nuevo año? Si piensas que febrero seguirá siendo un mes duro y empiezas a desesperarte, tranquilo, hay cosas que puedes hacer para intentar ahorrar un poco más como, por ejemplo, economizar el gasto energético de casa. La energía es cara, amigo, pero puedes plantarle cara a este gasto con algunos truquitos.

Revisión de nuestra potencia contratada

A muchos se nos pasa por alto eso de la potencia contratada. Es más, seguro que a alguno que otro este concepto le suena a arameo. ¿Cómo que potencia contratada? ¿Eso qué es? Pues sí, todos tenemos una potencia contratada en casa, y en muchas ocasiones es superior a lo que realmente necesitamos. Según estudios de consumo, la media por hogar es de unos 3.489 kWh, algo que se traduciría en 3,48 kW de potencia. No obstante, si no queremos pagar más de lo que necesitamos, conviene revisar a conciencia todos nuestros electrodomésticos y aparatos electrónicos para conocer su consumo y realizar una suma de sus potencias. El resultado de esa suma sería la potencia ideal a contratar. Si revisamos nuestro contrato y vemos que tenemos más, sin duda, hay que corregirlo.

El standby no es una leyenda urbana

No, señor, el standby electrónico existe de verdad. Está claro que, a día de hoy, muchos electrodomésticos, por no decir que la inmensa mayoría, están fabricados con el fin de fomentar el ahorro. No obstante, hay aún aparatos en casa que pueden gastar energía aunque no los usemos. Quizá pensemos que el gasto de un microondas, TV o la pantalla del ordenador, cuando están apagados, es mínimo, pero si nos ponemos a revisar medias y datos, veremos que los aparatos en standby suponen casi el 11% del consumo eléctrico de nuestro hogar. Así, una buena solución es apagar completamente o directamente desenchufar determinados aparatos electrónicos. Notaremos el ahorro.

Usar los electrodomésticos con cabeza

En el gasto energético de una casa, los electrodomésticos como la lavadora, el frigorífico o el lavavajillas son cruciales. Sí, estos aparatos tan amados pueden convertirse en nuestros peores enemigos, por lo menos para nuestros bolsillos. ¿Cómo ahorrar con ellos? Por ejemplo, para el frigorífico (cuyo consumo puede suponer el 30% de la factura total de luz) es conveniente realizar una descongelación en cuanto la capa de hielo supere los 5 milímetros. Además, es interesante alejarlo de las fuentes de calor para que su temperatura sea constante (oscilando entre 6ºC y  8ºC). En cuanto a la lavadora y lavavajillas, los trucos de ahorro son muy similares. Intentemos realizar cargas completas, usar programas cortoslimpiar regularmente los filtros y, en el caso de la lavadora, intentar lavar en frío lo máximo posible.

Ahorra cocinando

Mientras cocinamos también podemos ahorrar energía. Por ejemplo, podemos cocinar con ollas a presión con poca agua, algo que supone un ahorro del 50% de energía. Si tapamos las ollas, cazuelas y sartenesmientras cocinamos, ahorraremos un 25% de energía. Además, conviene saber que abrir constantemente la puerta del horno gasta más o que la opción más rentable para cocinar es el gas natural o butano, siempre que se tenga un buen estado en los quemadores.

Cuestión de iluminación

No es nada nuevo, la iluminación de casa es un gasto. Vamos detrás de todos los integrantes de la casa (incluidos nosotros mismos) apagando una y otra vez las luces. ¿Es posible ahorrar también con la luz? Lo cierto es que sí. Por ejemplo, podemos optar por bombillas de bajo consumo o bien por LED. Asimismo, nuevamente,evitar que los cargadores de móvil u ordenador queden enchufados.

Con el frío, ahorra

Posiblemente, los meses de enero y febrero sean los más fríos del año. Las calefacciones van que vuelan, pero ojo, si no tenemos un poco de cuidado, nuestra factura también volará. ¿Algún consejo? Lo cierto es que sí. No se te ocurra abrir las ventanas con la calefacción encendida y, si quieres ventilar la casa, recuerda que con 10 o 15 minutos es más que suficiente. Intenta no tapar las fuentes de calor con cortinas o muebles. Además, soluciones como la colocación de termostatos que hagan que la temperatura no suba más de 20ºc puede hacer que ahorremos un 5% de energía. Como sabemos, toda piedra hace pared en esto del ahorro.
¿Tienes algún truco para ahorrar energía? Compártelo con todos nosotros.




Albert Vergés Sarola

Gerente de Click Tecnic.
Técnico Digital vocacional, el interiorismo me permite crear espacios para disfrutar.